El club osornino volvió a las prácticas tras elaborar un estricto protocolo, el que además fue aprobado por la autoridad sanitaria local, lo que permitió que cuatro jugadores por sesión volvieran al parqué del mítico gimnasio de la sureña ciudad del país.

“Los chicos absolutamente felices. La familia absolutamente feliz”, así describió el jefe de las series minis de Español de Osorno, Pablo Millar, el primer entrenamiento tras el cierre de la actividad deportiva tras el decreto de la pandemia.

Pablo Millar describió la primera práctica como pura felicidad entre los niños.

De acuerdo a lo detallado por Millar, son solo 4 los jugadores en cancha más su entrenador.

Asimismo, se está calendarizando cada semana, ya que la rama femenina también volvió bajo este régimen.

Acá la entrevista completa a Pablo Millar realizada por el equipo de la Onda Deportiva de Radio Sago de Osorno.

Por PSN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *