A puro corazón y garra Toronto Raptors ganó un partido que será recordado por un largo tiempo, forzando un séptimo encuentro ante los Boston Celtics

El actual campeón se impuso en dos prórrogas por 125-122, estirando la definición para este viernes y donde Kyle Lowry fue el alma de Los Raptors.

Pese a que Boston tenía la intención de sellar todo anoche (tuvo 12 puntos de diferencia en el segundo cuarto), lo cierto es que Toronto apeló al fuego interno de cada uno de los jugadores para mantenerse en la lucha y finalmente llevarse el partido.

En síntesis fue un encuentro intenso, donde ambos equipos tuvieron las mismas oportunidades de llevarse la victoria.

En el papel parecía que Boston no tendría inconvenientes de pasar esta serie, pero no contaron con que Toronto pondría algo más en la cancha.


Por PSN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *