Miami Heat comenzó ganando la final de la Conferencia Este de la NBA al derrotar 117-114 a Boston Celtics en un partido que se definió en el suplementario y que en general fue un juego de alta intensidad.

Tal es así, que hasta el último segundo del overtime hubo dramatismo y espectáculo cuando Bam Adebayo brindó un tapón fuera de serie a Jayson Tatum cuando los Boston buscaban el empate.

El primer juego de la final fue de alto vuelo de principio a fin, donde no hubo tregua entre los dos equipos.

Los Heat estuvo perdiendo por 13 puntos en el primer, pero salieron adelante por un conectado Goran Dragic en ofensiva y por Bam Adebayo, quien es un jugador clave, en especial a la hora de apretar la defensa.

Dragic fue la mejor mano de Miami con 29 puntos, además de dar 4 asistencias y tomar 7 rebotes.

El esloveno fue fundamental para Los Heat, imponiéndose a Kemba Walker de Boston, que solo aportó 19 puntos, 6 asistencias y 3 pérdidas, donde su hándicap sigue siendo su tiro desde el perímetro (1-9 en triples).

De esta forma Miami dio el primer golpe en una final que pinta para largo.

Por PSN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *