Un complejo panorama vive actualmente ABA Ancud, que tiene una deuda de arrastre de más de 120 millones de pesos, a lo que se suma la fuga de auspiciadores locales por la crisis económica y la eventual reducción del aporte municipal para este año.

A ello, se agrega la millonaria demanda que entabló el ex jugador, Pedro Sandoval Márquez, en contra del club por despido indirecto, deudas previsionales, entre otras vulneraciones laborales.

La suma de esta acción legal asciende a poco más de $50 millones.

El club pretende llegar a un acuerdo con Sandoval, lo que podría generar cierto espacio de acción a la institución.

Francisco Arrey, presidente del club ancuditano, en conversación con Pasión Naranja (PSN), expresó que ante este actual cuadro es muy difícil que el equipo de la Isla Grande sea parte de la temporada 2021 de a LNB.

“Yo te diría que hay un 99% de posibilidad de que no vayamos. No veo luces. La única posibilidad es que llegue alguien y diga: ‘aquí tienen $70 millones'”, indicó el dirigente a PSN.

Arrey sostuvo además que el panorama económico en la ciudad y Chiloé, en general, hacen inviable el proyecto deportivo para la próxima temporada, especial por el cierre de empresas y el alza de la cesantía.

Ante esta situación, comentó el presidente de Ancud, la municipalidad local, que ya el año pasado les había reducido el aporte, le entregará un menor financiamiento, dado que el foco de las autoridades está en ayudar a las familias que han sufrido las consecuencias de la pandemia del covid-19.

Hace un par de semana atrás, contó Arrey, hubo una reunión con los socios e hinchas donde se analizó el tema de las deudas, acreedores y la eventual quiebra de la institución.

En la última temporada Ancud bajó en $10 millones (mensual) su plantilla para poder jugar la LNB.

Además hay que agregar que en el reinicio del básquetbol chileno no habrá público en los gimnasios, lo que significa que el elenco chilote deje de percibir dinero por concepto de entradas, recursos que son más de 60% del presupuesto anual.

“Bajos las condiciones actuales Ancud no va”, enfatizó Francisco Arrey, quien está en una serie de conversaciones para poder sacar a Ancud a flote y tengan un piso mínimo para eventualmente estar en la LNB 2021.

Por PSN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *